CARGANDO

Tipo de búsqueda

Derechos humanos Salud

Son muchos los desafíos que aún hoy deben enfrentar las personas con discapacidad

Pese a los innegables avances en varios aspectos del desarrollo humano, todavía persisten muchos desafíos que deben enfrentar las personas con discapacidad. La inclusión y la no discriminación es aún una materia pendiente para las personas que viven con alguna minusvalía. Se calcula que hay 1.000 millones de personas discapacitadas en el mundo, la minoría más amplia.

Desafíos que las personas con discapacidad deben enfrentar

En ese sentido, cada año resulta propicio recordar que la sociedad debe avanzar en el reconocimiento y la reivindicación de este colectivo, así como su inserción. Una necesidad que se ha hecho más clamorosa con la llegada de la pandemia de Covid-19.

Durante la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad de 2021, Antonio Guterres, habló de una persistente desigualdad y de la necesidad de superarla. Destacó el secretario general de la ONU que la emergencia sanitaria ha revelado persistentes carencias, obstáculos y exclusiones que debemos erradicar como sociedad y que afectan a las personas con alguna discapacidad.     

Sin embargo, el funcionario resaltó que las políticas de inclusión ante la pandemia deben estar diseñadas y concebidas por las propias personas con discapacidad. De igual manera recordó que el mundo post Covid-19, más “inclusivo, accesible y sostenible”, debe ser uno donde haya una fuerte institucionalidad para superar injusticias y fortalecer el acceso a la tecnología.

Un problema de toda la humanidad

La discapacidad es una condición que se puede adquirir en cualquier etapa de la vida. Una parte considerable de la población puede llegar a tener una discapacidad en un momento determinado, por tanto, es un asunto que debería sensibilizarnos a todos.

Según cifras de la ONU, una de cada cinco mujeres tiene probabilidades de tener una minusvalía a lo largo de su vida. En el caso de los niños, la probabilidad es de uno por cada diez. En tal sentido, el organismo insiste en la necesidad de aplicar de manera plena la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Haciendo valer el marco legal y jurídico en materia de discapacidad es posible eliminar, de manera constante y progresiva, obstáculos jurídicos, sociales y económicos. Para la ONU, alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible solo será posible si toda la humanidad está incluida.

Las personas con discapacidad tienen mayor vulnerabilidad

Un informe del año 2018, sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, advierte que las personas con discapacidad tienen más desventajas en la mayoría de los Objetivos. Por ejemplo, en el Objetivo número 1, relativo a la reducción de la pobreza, las personas con discapacidad tienen mayores probabilidades de vivir por debajo del umbral de la pobreza, debido a la falta de protección social.

Barreras de la discapacidad

En el Objetivo número 3, referido a la salud y el bienestar, el colectivo de personas con discapacidad también sufre discriminación. La probabilidad de que las personas con discapacidad no puedan recibir atención médica es tres veces mayor que la del resto de ciudadanos.

En donde se hace más patente esta desigualdad es en la rehabilitación física. En algunos países, más de la mitad de la población con discapacidad amerita atención en rehabilitación y terapia física que no está recibiendo.

Según un informe avalado por Catalina Devandas, relatora especial sobre Derechos de las Personas con Discapacidad, la falta de acceso a la salud es causa de muerte entre las personas con discapacidad.

Asegura la experta que las personas con discapacidad intelectual pueden llegar a vivir 15 o 20 años menos que otras personas. Esta diferencia no proviene de la condición de discapacidad, sino de la imposibilidad de acceder a atención y servicios médicos adecuados.

Para los expertos en accesibilidad e inclusión, la atención médica para el colectivo de personas con discapacidad no debe ser un servicio hecho por organizaciones caritativas. Los sistemas nacionales de servicios de salud deben incluir a las personas con discapacidad física e intelectual.

El acceso al trabajo

Uno de los mayores retos que deben enfrentar las personas con alguna discapacidad es acceder al mercado de trabajo. El campo laboral debería ser un ámbito propicio para la integración, sin embargo, prevalece la exclusión.

Tan solo con revisar las cifras de acceso al empleo es posible observar que es una realidad: solo una cuarta parte de las personas con discapacidad tiene acceso a un puesto de trabajo. Aunque hay organizaciones que promueven la integración laboral del colectivo de personas con discapacidad, como la Fundación Once en España, hace falta más.

En el caso de las personas con discapacidad intelectual, está comprobado que su inserción en el mercado de trabajo puede mejorar mucho su rendimiento. Este desempeño dependerá también de los apoyos que reciban de un entorno favorable y concienciado sobre la discapacidad.  

La inclusión debe ser una política de Estado y de Gobierno. Es necesario que exista un cuerpo de leyes que garanticen que las empresas, públicas y privadas, tengan en cuenta a las personas con discapacidad en sus planes de empleos. A través del trabajo es posible alcanzar autonomía, realización personal y superar la discriminación todavía presente en muchos espacios.

Muchos obstáculos por superar

Uno de los aspectos donde se perciben más las barreras que deben sortear las personas con discapacidad es en el de la movilidad. La falta de accesibilidad en medios de transporte, calles, edificaciones y vehículos acentúan la dependencia y la falta de inclusión e igualdad.

Barreras para la inclusión de las personas con discapacidad

Este problema de movilidad y accesibilidad se evidencia aún más en los países en desarrollo, donde vive el 80% de las personas con discapacidad. No obstante, en todo el planeta, incluso en los países con mayor desarrollo económico y social, la exclusión y la desigualdad en el acceso a los servicios médicos y de transporte, así como al mercado laboral, permanecen.

Los desafíos que las personas con discapacidad deben enfrentar son diarios. La llegada de la pandemia ha revelado el problema en su real dimensión. Falta mucho por superar y hacerlo es un asunto que concierne a todos. Es necesario que los gobiernos implementen políticas que honren la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, una condición que puede tocar a la puerta de todos en cualquier momento de la vida.

Etiquetas: