CARGANDO

Tipo de búsqueda

Contaminación Contaminación radioactiva

La demolición de una central nuclear es un proceso largo y muy contaminante

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El derrumbe de dos grandes chimeneas de la central de Philippsburg en Alemania, fue un acto que simboliza el inicio del fin de una era, al menos para ese país. Se trató de un acto simbólico, puesto que el procedimiento de demolición de una central nuclear es muy complejo, que se extiende durante mucho tiempo y muy contaminante.

Durante el procedimiento se contamina el agua, el suelo y el aire y se afecta la salud y la vida de los seres humanos que participan en el trabajo de desmantelamiento y de quienes viven en los predios de la planta a desmontar.

La demolición de una central nuclear es un largo proceso

Luego de Fukushima, el debate alrededor de la producción y uso de la energía nuclear se avivó. Varios países iniciaron un camino hacia el abandono total de esta fuente de energía. Muchos expertos aseguran que desmantelar una central nuclear conlleva una serie de altos costos para el ambiente y la salud de quienes llevan a cabo el procedimiento que superan con creces los costos de su construcción.         

La historia del abandono de la energía nuclear por parte de Alemania se inició en el año 2000. Dos años más tarde se modificó la ley pero todavía sin mencionar la salida definitiva. En el año 2011, poco después de la catástrofe de Fukushima, el parlamento alemán aprobó un calendario de clausuras progresivas de centrales nucleares en todo su territorio.

Aunque dicho calendario lleva algo de atraso, se está cumpliendo, y Alemania tiene previsto desconectar de la red eléctrica a la última de las centrales nucleares el 31 de diciembre de 2022.

A mediados del mes de mayo, la planta de energía nuclear de la localidad de Philippsburg en Alemania, fue demolida de manera controlada, luego de que fuese cerrada de manera definitiva el último día de 2019.

¿Cómo se desmantela una planta de energía nuclear?

El desmantelamiento de una central nuclear toma de 13 a 16 años aproximadamente, pues no es una medida estándar, cada caso amerita un tratamiento a la medida. Lo más importante es calmar la incertidumbre entre las comunidades de población que hacen vida alrededor de la planta, en cuanto al manejo de los residuos radioactivos y gestionar dichos residuos de manera adecuada.

Previo al desmantelamiento se lleva a cabo un inventario detallado para determinar las características radiológicas de todas las partes que conforman la central. De igual manera se adecúan los sistemas eléctricos, de ventilación y de protección para adaptarlos a las actividades que se llevarán a cabo.

En algunos casos se procede a evacuar el combustible utilizado. Comúnmente se coloca en piscinas para enfriar el material y guardarlo de manera temporal. Luego, el agua de las piscinas también se evapora para transformar los residuos en lodo y poder manejarlos como desechos sólidos.

A continuación llega una etapa de corte de los componentes internos del reactor. Esta fase es muy delicada y puede durar más de dos años completarla. Es un procedimiento totalmente automatizado, realizado mediante ordenadores. El proceso se hace bajo el agua, pues esta actúa como un aislante de la radiación.

Etapas de una demolición nuclear
El desmantelamiento de una central nuclear dura de 13 a 16 años aproximadamente.

Antes del desmantelamiento, se acondiciona un edificio para que haga las veces de depósito. Todos los materiales que sean cortados son trasladados a esa edificación y serán sellados con una mezcla de hormigón. Estos bloques de hormigón son trasladados a un Almacén Temporal Centralizado o ATC y se separan de acuerdo a su actividad radiológica.

Una vez completadas todas las fases ya descritas, que toman varios años, se procede a la demolición de las estructuras y edificios para finalmente iniciar una etapa de restauración del medio ambiente donde se encontraba la central. Según los cálculos efectuados, el desmontaje de una central nuclear genera más de 100.000 toneladas de materiales, de los cuales el 4% será radioactivo.

Los costos de cierre de una central nuclear

Los lapsos que toma el cierre definitivo de una central nuclear van a depender de cada caso de manera particular. Según el plan que elabore el ente encargado de trazar las directrices en ese sentido, y el tipo de central nuclear en cuestión, el proceso va a variar. Si el caso es el de una central de agua ligera, el desmantelamiento se puede iniciar a los tres años luego del cese de actividad definitivo.

Por poner un ejemplo. En España, la central de Vandellós recibió la orden de cierre en 1990. La empresa Enresa presentó un plan de almacenamiento y clausura en 1994 y fue finalmente aprobado en 1998. En el año 2003 se completó la fase de retirada de equipos, sistemas y edificios. La penúltima fase o el nivel 3, que es el desmantelamiento del reactor se tiene previsto que ocurra en el año 2028.

Los partidarios del uso de la energía nuclear alegan que en el proceso de producción se contamina menos que con el uso de los combustibles fósiles. Sin embargo, durante el procedimiento para desmantelar una central nuclear y manejar los residuos se producen altas tasas de contaminación.

En una central nuclear se utilizan materiales que son muy tóxicos y su almacenamiento no siempre es seguro. El proceso para desmantelarlos y confinarlos compromete el medio ambiente y la salud de las personas que viven en los alrededores de los llamados cementerios nucleares, sitios donde se almacenarán de manera definitiva los residuos.

El uso de energía nuclear todavía está muy lejos de disminuir de manera significativa o de desaparecer. Muchos países, los más industrializados, como Estados Unidos, China y Europa, dependen en buena medida del uso de la energía atómica.

Avanzar hacia un desmantelamiento de toda la infraestructura nuclear luce como algo muy lejano. De llegar a suceder, los costos medioambientales y en vidas humanas son elevados.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: