CARGANDO

Tipo de búsqueda

Desarrollo sostenible Medio ambiente

Se inicia el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible

El año 2021 marca el inicio de una década decisiva en el tema medioambiental. De los objetivos que se logren hasta el 2030, dependerá la vida sobre el planeta en el futuro. Es por ello que la ONU, a través de la Unesco, acaba de inaugurar el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible. Una década en la que la ciencia estará al servicio de la vida de los océanos.

Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible

António Guterres, Secretario General de la ONU, fue el encargado de decretar el inicio oficial en un acto virtual. Recordó en sus palabras, que el mar está seriamente amenazado y que es necesario amalgamar esfuerzos científicos para garantizar su protección y gestión sostenible. De la salud de los océanos dependen los medios que hacen posible la vida y la mitigación del cambio climático.

El valor que tienen los océanos para los seres humanos y la biodiversidad marina es invaluable. El mar es vida, es sustento, trabajo, medicina y hasta terapia emocional. Es difícil encontrar a alguien, que frente al mar, no sienta paz y agradecimiento. Por tanto, convocar todos los esfuerzos en ciencia y tecnología para salvar y curar la cuna de la vida, es la tarea que tenemos por delante.

En los océanos se gestó la vida sobre el planeta. De los océanos provienen los bienes y servicios que sirven a todos. Sin embargo, el ser humano se ha dedicado a convertirlos en vertederos de los residuos de un desarrollo depredador y consumista. Los expertos calculan que de seguir el ritmo que llevamos, para el 2050 habrá más plástico en el mar que peces.

Está en riesgo el Objetivo 14 de los ODS, la Vida Marina

El 5 de diciembre de 2017, la ONU anunció que desde el 2021 hasta el 2030, se trabajaría de manera mancomunada en el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible.  

El Decenio es un intento por convocar a diversos sectores, la academia, científicos, políticos y las organizaciones civiles, para concentrar esfuerzos científicos, tecnológicos y financieros que respalden a los países en el logro del Objetivo del Desarrollo Sostenible número 14, relacionado con la vida marina.

Una década para salvar los océanos con ciencia
Solo con la ciencia y la tecnología, puesta al servicio de todos, será posible gestionar la salud de los océanos.

Unir esfuerzos y sistematizarlos, permitirá que los países puedan alcanzar los objetivos trazados en la Agenda 2030 que estén relacionadas con el océano. Una de las áreas que puede verse beneficiada es la de la seguridad alimentaria y la salud de las comunidades, porque la ciencia podría ofrecer herramientas y soluciones para la gestión de las pesquerías.    

Recordó el secretario general que, de no actuar desde ya, para finales del siglo, todos los arrecifes de coral del planeta estarán muertos. Esa tragedia significaría una intensificación de las alteraciones climáticas y de las catástrofes naturales relacionadas.

La importancia de las ciencias oceánicas

Los efectos de las actividades humanas han impactado de manera negativa en los mares. A pesar de que los océanos son los reguladores por excelencia del clima, almacenan carbono y son fuente de vida y sustento para la biodiversidad y para millones de seres humanos, los científicos han podido constatar que su degradación es muy grave.

El conocimiento que brindan las ciencias oceánicas es un pilar para avanzar en la comprensión delos efectos que tiene la actividad humana sobre los océanos. Durante los últimos años la ciencia ha logrado alcanzar significativos avances en cuanto a exploración y descripción que han facilitado una mejora en la gestión de los océanos.

Solo a través de la ciencia será posible enfrentar los desafíos climáticos y medioambientales. El conocimiento científico sobre los océanos es una buena base para el diseño de políticas públicas para hacerle frente al cambio climático y el logro del desarrollo sostenible.

En la actualidad, son muchos los países que gozan de un desarrollo científico, humano y tecnológico que les permiten ubicarse en la vanguardia en el campo de las ciencias climáticas. No obstante, existe una brecha entre esa vanguardia y extensas regiones del planeta que no tienen acceso a ese desarrollo.

Uno de los objetivos clave del Decenio es que los pequeños estados, con escaso desarrollo científico y económico, puedan hacerse con el conocimiento y las capacidades que les permitan alcanzar también las metas relacionadas con los océanos.

La ciencia al servicio de la humanidad

Durante el Decenio, el conjunto de la humanidad se verá beneficiado con el abordaje de temas que le son cruciales para transitar hacia un mundo más amable y respetuoso con la naturaleza. Gracias al Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible, el mundo obtendrá:

  • Una mejor gestión y adaptación de las zonas costeras
  • Creación de áreas marinas protegidas
  • Fortalecimiento de la economía azul
  • Mejoramiento de las operaciones en las pesquerías
  • Trazado de políticas oceánicas nacionales
  • Elaboración de estrategias nacionales para promover la investigación y el desarrollo
  • Sistemas de alerta temprana

 Una década para ganar vida

El Decenio aupado por la ONU abre las posibilidades de concentrar esfuerzos en torno a los mares y su salud. Los recursos y la innovación científica se pondrán a disposición de la sociedad para conseguir océanos:

  • Limpios, libres de fuentes de contaminación.
  • Seguros, donde el ser humano esté a salvo de los peligros naturales de los mares.
  • Saludables y resilientes, donde estén cartografiados y protegidos todos los ecosistemas marinos.
  • Productivos, donde sea posible obtener alimentos mediante la pesca sostenible.
  • Predecibles, en los que la sociedad pueda entender qué es lo que le ocurre a los mares ahora y en futuro.
  • Transparentes, en los que la información y los datos y las tecnologías sean de acceso abierto.
Las costas se beneficiarán del Decenio de las Ciencias Oceánicas
Con el Decenio se busca que las zonas costeras logren adaptarse y ser resilientes.

Conocer y salvar los océanos es salvar a la especie humana y a la biodiversidad marina. En los mares nació la vida en el planeta y desde ahí sigue fluyendo. La humanidad está en deuda y esta es la oportunidad para saldarla.    

El Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible supone una palanca para impulsar el desarrollo de un sistema científico y tecnológico dedicado exclusivamente a los mares y a las comunidades que se mueven alrededor de ellos.

Etiquetas: