CARGANDO

Tipo de búsqueda

Consumo ético Medio ambiente

WWF: consumo en la Unión Europea provoca gran parte de la deforestación

Es algo que ya está demostrado que nuestros hábitos tienen un impacto sobre el medioambiente. Un reciente informe elaborado, por WWF, deja claro que el consumo de productos importados por parte de la Unión Europea (UE), es detrás de China, el mayor responsable de la deforestación de los bosques de la región tropical del planeta.

Consumo de la Unión Europea causa deforestación tropical

El documento lleva por título Incrementando el ritmo: El impacto continuo del consumo de la UE en la naturaleza. Está sustentado en datos aportados por el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (SEI). Este organismo asegura que el 16% de la deforestación en los bosques tropicales es consecuencia directa de las importaciones de ciertas materias primas y productos que realizan los países de la UE.

En el año 2017, las cifras indicaban que Alemania, Italia, España, Reino Unido, Países Bajos, Francia, Bélgica y Polonia acaparaban las cifras de la devastación de toda la UE. Las cuentas hablan de 203.000 hectáreas, repartidas entre bosques, pastizales y humedales de distintas regiones del planeta. Una devastación que ha generado, además, 116 millones de toneladas de CO2.

Entre los años 2005 y 2017, el comercio de rubros como la soja, el aceite de palma y la carne de vacuno, fue el principal causante de los daños en los bosques tropicales. A estos productos se les suman la madera, el cacao y el café.

En tan grave esta afectación que la WWF habla de la existencia de “puntos críticos de deforestación”. Zonas como El Cerrado en Brasil o la de El Chaco entre Argentina y Paraguay son ejemplos de estos puntos donde la pérdida de bosques toma dimensiones de catástrofe.

Urgen políticas

Los portavoces de WWF son enfáticos en la adjudicación de responsabilidades. Es la Unión Europea, con sus hábitos de consumo, quien está causando que extensas regiones del planeta que antes eran bosques, humedales o pastizales, ahora son paisajes dominados por los monocultivos de soja o palma.

La Unión Europea consume productos de la deforestación
Productos que se consumen en la Unión Europea son hechos con materias primas provenientes de la deforestación de los bosques tropicales.

La WWF no solo se limita a establecer las conexiones entre las causas y las consecuencias. También hace propuestas, y en clave de urgencia, además. Es obligatorio que la Unión Europea diseñe e implemente políticas comunitarias que logren frenar el comercio de productos que están acabando con los bosques tropicales.

Para la organización, no es posible mantener el consumo en Europa en detrimento de bosques tan importantes para la supervivencia de la especie humana. En esa región del mundo se encuentra, no solo el hogar del millones de especies de plantas, animales y pueblos indígenas, sino también la vacuna que puede salvar a todo el planeta de nuevas pandemias o del cambio climático.

El Parlamento Europeo incluso va más allá. En octubre de 2020 la institución parlamentaria europea aprobó una declaración, no vinculante, donde responsabiliza a la UE del 10% de la deforestación global, no solo a del trópico.

En la misma declaración, el órgano legislativo solicita que la Comisión Europea les exija a los importadores “una evaluación de riesgos de sus productos para identificar, prevenir, mitigar y dar cuenta de cómo abordan el problema de la deforestación en toda la cadena de suministros”.

Una ley que frene la deforestación

El acuerdo emanado desde la Eurocámara agrega que las empresas que no asuman la responsabilidad de controlar, en toda su cadena de suministros, la importación de materia prima proveniente de la deforestación, deberían ser sancionadas.

Para la organización WWF esta resolución del Europarlamento sienta un precedente muy importante para construir una propuesta que pueda ser discutida en el seno del parlamento europeo, y posteriormente consultada con los Estados miembros.    

Desde la WWF han elaborado una propuesta de 8 puntos que recogen varios aspectos importantes para eliminar la deforestación de los productos que se consumen en Europa.

Mercancías que estén libres de violaciones de derechos humanos, no vinculadas con la destrucción de los ecosistemas, o que cumplan con criterios de sostenibilidad, es el objetivo de esta propuesta de legislación.

Estos son los 8 puntos que según la WWF deberían incluirse en una hoja de ruta para que la UE se comprometa a parar la deforestación:

  1. Disminuir la huella de consumo en la UE y promover productos que estén libres de deforestación.
  2. Establecer relaciones de trabajo con los países productores con el fin de reducir la presión sobre los ecosistemas.
  3. Promover la cooperación internacional que logre frenar la deforestación y que estimule la restauración de los bosques.
  4. Reorientar el financiamiento hacia prácticas de uso de la tierra más sostenibles.
  5. Optimizar el acceso y la disponibilidad a información sobre el estado de los bosques del planeta.

Un compromiso que debemos asumir todos

La pérdida de bosques, manglares y otros ecosistemas, junto con la biodiversidad, afecta a todos en el planeta. No se trata solo de los países donde ocurre la deforestación. Un virus como el de la Covid-19 tiene que ver con la deforestación, al igual que otras enfermedades emergentes.

La UE compra productos que causan deforestación
El consumo de carne debería ser evaluado en la Unión Europea.

El cambio climático además se va acelerando con cada hectárea de bosque que se pierde para abrirle espacio a la agroindustria. Por tanto, si lo centros industrializados del planeta, como China o Europa, no dejan de importar materia prima, poco se va a lograr. Es necesario replantear cómo y qué se compra.

Es necesario sembrar en la conciencia de los ciudadanos. El diagnostico hecho por la WWF sobre el consumo en la Unión Europea y su relación con la deforestación tropical, debe ser el inicio de un cambio de rumbo. Los hábitos de los ciudadanos y las legislaciones de los países deben ser revisados porque están contribuyendo a la destrucción.

Etiquetas: