CARGANDO

Tipo de búsqueda

Medio ambiente

Comienza la temporada de huracanes en el Atlántico y el Caribe se pone en alerta

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El 1 de junio empezó de manera oficial la temporada de huracanes en el océano Atlántico y con ella también se abre la temporada en la que millones de seres humanos a lo largo del Caribe se mantienen en alerta. Los pronósticos este año apuntan a que será una temporada muy activa, con el añadido de la pandemia.

Comienza la temporada de huracanes en el Atlántico

La formación en el golfo de México de la tormenta Cristóbal, apenas iniciada la temporada, y las tormentas tropicales Arthur y Bertha durante el mes de mayo, hacen presagiar que este será un periodo inusualmente activo.

Cristóbal, que tocó tierra el pasado miércoles 3 de junio en el estado mexicano de Campeche, es un ciclón que se hizo lo suficientemente fuerte como para obtener un nombre, puesto que la Asociación Meteorológica Mundial solo le asigna nombres a las tormentas que producen vientos de velocidades superiores a los 63 kilómetros por hora.

De conformidad con los pronósticos, la tercera tormenta estaba prevista para la primera quincena del mes de agosto. De tal manera que Cristóbal es la tercera tormenta más temprana en el Atlántico desde que se llevan registros. La marca anterior pertenece a la tormenta Colin que se formó el 5 de junio de 2016.

Según las predicciones de los meteorólogos, este año presenciaremos de 13 a 19 tormentas tropicales con nombre. De esas, de 6 a 10 podrían derivar en huracanes con vientos de 119 kilómetros por hora. De estos últimos, de 3 a 6 huracanes tomarían dimensiones mayores con vientos que podrían superar los 178 kilómetros por hora.

Huracanes y coronavirus

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos ha estado advirtiendo que con la presencia del coronavirus Covid-19, gestionar y coordinar la logística de la temporada de huracanes va a ser más difícil. En tal sentido, aconsejan no esperar los anuncios oficiales de huracanes para poner en marcha los preparativos.

Una de las lecciones que ha dejado la emergencia sanitaria por la pandemia es que no se deben dejar de último los planes de contingencia. Exhortan a los gobiernos de los países que se encuentran en la ruta de los huracanes a prepararse para su llegada.

Estados Unidos, uno de los países más afectados por el Covid-19, se encuentra frente a un gran desafío para movilizar, evacuar y refugiar a su población más vulnerable, por lo que seguramente deberá aplicar un protocolo diferente.

El Caribe en alerta

Aunque la temporada de huracanes del Atlántico golpea especialmente algunas zonas de México y Estados Unidos, en el Caribe se guardan dolorosos episodios del furioso paso de los huracanes. Las Antillas Mayores, las Antillas Menores y las Islas Vírgenes se encuentran en medio de la ruta más utilizada por los huracanes, especialmente durante los meses de agosto, septiembre y octubre.

El Caribe en alerta por la llegada de la temporada de huracanes
El Caribe se están preparando para la llegada de varios huracanes de distintas intensidades.

Puerto Rico, que todavía muestra en su paisaje rastros de la devastación del huracán María de 2017, todavía no ha anunciado ningún plan para hacerle frente a la temporada recién inaugurada. Por su parte en las Bahamas, donde el huracán Dorian devastó la zona norte del archipiélago el año pasado, las autoridades se encuentran trabajando en crear un gabinete de crisis y en la actualización de los planes frente a los huracanes.

Mientras tanto en Cuba, se ha tenido que suspender por la pandemia el Ejercicio Meteoro, un plan que se lleva a cabo de manera conjunta entre Protección Civil de Cuba y la población civil para afrontar situaciones de desastres, sin embargo ya se encuentran limpiando drenajes y podando árboles.

Aunque los huracanes no existen por el cambio climático, lo que sí es un hecho es que el calentamiento global está aumentando la temperatura de las aguas oceánicas donde se forman los huracanes, lo que sin duda incide en su virulencia, frecuencia y recurrencia, causando devastación y daños incuantificables en bienes y en pérdidas de vidas humanas.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: