CARGANDO

Tipo de búsqueda

Ciencia

Ciencia ciudadana es investigación científica que integra al ciudadano común

Con el avance de internet y las herramientas digitales que permiten el trabajo colaborativo, cada vez resuena más el concepto de ciencia ciudadana. Pero, ¿de qué hablamos cuando decimos ciencia ciudadana?

Qué es la Ciencia Ciudadana

El desarrollo tecnológico le ha abierto al común de las personas la posibilidad de acceder a buena parte del conocimiento científico disponible.

Este progreso también permite compartir e intercambiar libremente saberes y conocimientos que antes estaban reservados solo a personas con formación científica o técnica. Entonces, la ciencia ciudadana consiste en llevar el quehacer científico más allá del ámbito académico. Es poner a disposición del ciudadano común el conocimiento académico para construir nuevos conocimientos.

A la ciencia ciudadana también se le conoce como demociencia, un vocablo que quiere decir democracia científica. Es el concepto de democracia, donde el poder reside en el pueblo, llevado al terreno de la investigación científica, en el que los proyectos científicos unen el trabajo de los investigadores profesionales con el común de los ciudadanos.

Este trabajo colaborativo, donde se integran la ciencia y los ciudadanos, es la mejor expresión de la apropiación social de la ciencia. Porque la esencia de la ciencia ciudadana es la participación de las comunidades y sus integrantes.

Tal como lo recoge el Libro Blanco para la Ciencia Ciudadana en Europa, la ciencia ciudadana implica la participación pública en tareas de investigación. De esta manera, se integran los conocimientos, saberes y recursos de la población con la ciencia para crear nuevas maneras de entender el hecho científico.

¿Por qué es importante la ciencia ciudadana?

La ciencia ciudadana no tiene que ver solo con la inclusión social en la actividad científica. La participación de la comunidad en la ciencia es importante porque:

  • La diversidad y la inclusión es garantía de un trabajo científico comprometido con las necesidades, inquietudes y expectativas de la sociedad.
  • El trabajo colaborativo ha demostrado que produce innovación e ideas disruptivas.
  • Existen datos e información, necesaria para el trabajo de los investigadores, que sin la cooperación ciudadana sería muy difícil de obtener y registrar.
  • El desarrollo tecnológico es tan vertiginoso que produce una cantidad de datos imposible de manejar solo por el sector científico y académico.
  • A través de aplicaciones, la ciudadanía puede ayudar a clasificar y escoger la información necesaria para el trabajo de investigación.
  • La participación de la comunidad en el trabajo científico podría hacer más eficaces los sistemas de alerta temprana.
  • Mejora el diseño de planes de adaptación al cambio climático.

Un concepto que se construye día a día

Aunque la ciencia ciudadana ofrece muchas ventajas, no ha sido sencillo que los investigadores cambien sus métodos de trabajo. Si bien muchos reconocen que el trabajo colaborativo es positivo, hay resistencia a dejar que los ciudadanos participen activamente en un trabajo de investigación.

Ciencia ciudadana y desarrollo científico
El trabajo colaborativo es fundamental para que la ciencia avance.

A lo largo del tiempo, los científicos han tenido que asumir múltiples funciones, desde la investigación y la divulgación, pasando por la formación de nuevos investigadores, hasta la búsqueda de recursos económicos para los proyectos. Es por este motivo que existe poca confianza para adoptar otras formas de trabajo donde intervienen personas ajenas al ámbito de la ciencia.

Aunque dentro de la comunidad científica hay actitudes conservadoras, es necesario que eso cambie poco a poco. La ciencia y sus proyectos tienen una vinculación con la sociedad. Están concebidos para mejorar algún aspecto de la vida de las personas, por tanto, debería ser algo natural que el ciudadano participe en los proyectos que van a mejorar su calidad de vida.

La ciencia ciudadana sirve tanto a la academia y a la ciencia como a la sociedad. Gracias a la participación pública en los trabajos de investigación, ambos sectores pueden comprender mejor el entorno que nos rodea, la importancia de los servicios ecosistémicos o tomar mayor conciencia de los riesgos ambientales.

La integración de ciudadanos a la investigación puede ser de gran provecho porque son ellos los que están en contacto directo con la fuente de los datos. Por ejemplo, las comunidades pueden recolectar datos clave, como el comportamiento de las abejas en los jardines, informar sobre plagas o especies invasoras o registrar el canto de las aves.

Proyectos que son posibles gracias a los ciudadanos

La ciencia ciudadana solo muestra tendencia al crecimiento, tanto en el número de proyectos, de participantes y de áreas de conocimiento. En ese sentido, en España fue creado, a instancias de la iniciativa privada, un Observatorio de la Ciencia Ciudadana.  

Importancia de la ciencia ciudadana
La colaboración ciudadana en la ciencia cada vez se hace más necesaria.

Esta entidad está encargada de coordinar de manera más efectiva cómo se llevan a cabo las investigaciones, quiénes las llevan a cabo, dónde y cómo influyen estos factores en los resultados.

Saber cómo la ciencia y sus métodos están cambiando, gracias a la implicación de los ciudadanos, es de importancia primordial para conseguir mejores resultados, tanto científicos como éticos, sociales y políticos.

En el portal web del Observatorio se encuentra un directorio de proyectos e instituciones de ciencia ciudadana, descritos con abundancia de información. Los proyectos y las organizaciones se encuentran registrados con todos los datos necesarios: de qué tratan, quiénes los coordinan, los tiempos de investigación y otras reseñas de interés .

Gracias a que la ciencia ciudadana cada día gana más terreno dentro de la investigación científica, es posible superar los desafíos que enfrenta la humanidad. Es así que surgen aplicaciones como Mosquito Alert, una herramienta para el teléfono móvil con la que cualquier persona puede informar, en tiempo real, sobre el avistamiento del mosquito tigre, especie invasora y vector de enfermedades como el dengue, zika y chikungunya.

Etiquetas: