CARGANDO

Tipo de búsqueda

Cambio climático Medio ambiente

Arañas lobo del Ártico se hacen más grandes y caníbales

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on reddit
Share on telegram

El cambio climático podría estar provocando un inquietante cambio de hábitos en las arañas lobo del Ártico: se están haciendo caníbales. Así lo revela un estudio elaborado por científicos de la Universidad Washington en San Luis en Estados Unidos. Este cambio en el comportamiento no se tiene que traducir necesariamente en un aumento en el número de arañas a futuro.

Arañas lobo se hacen caníbales

Usando un análisis de isótopos, los investigadores concluyeron que los veranos prolongados han hecho que las arañas permanezcan más tiempo en la zona ártica, aumenten de tamaño, se reproducen más y la población aumente. Este hecho está provocando que las arañas se estén devorando entre sí.

El hecho de que las hembras estén aumentando y los ejemplares jóvenes se vuelven más escasos, es un indicio que podría corroborar el cambio en la dieta de las arañas lobo. El mencionado estudio también concluyó que las hembras se estaban alimentando de manera distinta a las hembras más pequeñas.

Aunque el canibalismo no sea la mejor de las opciones en el caso de esta especie de arañas, los científicos aseguran que con sus datos y el campo de estudio sugieren que cuando hay un mayor número de individuos, ellas se aproximan al canibalismo con mayor frecuencia. Al aumentar la población, la competencia por los recursos también aumenta.

Los resultados, de este y de otros estudios, han demostrado que las arañas que se alimentan con otras arañas no son tan fuertes ni tan longevas como las arañas que se alimentan con una dieta variada. Esta merma en la calidad de la especie impactaría en la cadena alimentaria del Ártico.

Los autores que suscriben el estudio expresan preocupación porque estos cambios de hábitos de las arañas lobo podrían impactar en los niveles inferiores de la cadena trófica. Procesos esenciales como la descomposición y el ciclo de nutrientes se verían negativamente impactados.

Canibalismo entre especies

No obstante el resquemor que despierta la palabra canibalismo, esta práctica es más común en la naturaleza de lo que podría pensarse. Según algunos investigadores, el canibalismo consiste en depredar a otros animales de la misma especie con fines alimentarios.

Canibalismo en las arañas lobo
La práctica del canibalismo es un mecanismo de control de la población en un ecosistema determinado.

La práctica del canibalismo es un mecanismo de control de la población en un ecosistema determinado o bien como forma de selección genética puesto que los ejemplares que se sacrifican son los más débiles o los más jóvenes. Durante períodos de escasez de alimentos, el canibalismo es una forma de garantizar la supervivencia del grupo.

En el año 2019 se publicó un trabajo de investigación, avalado por las universidades de Tennessee y Oxford, determinó que algunas especies, desde aves, peces, insectos, hasta mamíferos, se comen a sus crías para evitar que la población crezca demasiado y de esta manera garantizar la supervivencia.     

Aseguran los autores del estudio que si estos animales no lo hicieran, el resto de sus hermanos se quedaría sin alimentos. El canibalismo filial y el abandono de la descendencia, que es la opción menos “extrema”, son mecanismos destinados a hacer ciertos ajustes en el número de población cuando hay poca comida o para evitar la propagación de una infección.

El canibalismo o el abandono de la descendencia son enigmas de la evolución que todavía la ciencia no dilucida. Están contrapuestas a la atención parental, descrita como los comportamientos de crianza, de vigilancia, aprovisionamiento y aseo.

Sin embargo los autores del estudio ya citado elaboran la hipótesis de que cuando la supervivencia de la descendencia depende de la densidad de la población, el abandono y el canibalismo filiar pueden ser formas de cuidado parental para la prole restante.

Canibalismo entre especies

Si bien el caso de las arañas lobo haya captado la atención de los medios, quienes le han dedicado no pocas notas a su extraño comportamiento, lo cierto es que son varias las especies que practican el canibalismo como el tiburón toro, algunas serpientes o el perrillo de las praderas.

Canibalismo en especies de animales
La práctica del canibalismo o el abandono de la descendencia son enigmas de la evolución.

El oso polar también ha recibido atención mediática en días recientes. El calentamiento global está provocando que grandes masas de hielo se fragmenten y los osos queden aislados, imposibilitados de conseguir alimento.

canibalismo entre osos polares
Aumento del canibalismos entre los osos polares

Para saber más, haz click sobre la imagen

Los osos polares son una especie que, como todos los depredadores que se ubican en la parte superior de la cadena alimentaria, tiene una baja tasa de reproducción. Los cachorros nacen en pleno invierno y se quedan con sus madres refugiados durante dos años, por tanto solo se reproducen cada tres años.

Al llegar la primavera del Ártico, las madres y sus cachorros salen de sus guaridas a cazar focas en el hielo. Si no hay suficiente hielo, tampoco habrá focas y los osos polares se quedan sin comida. En 2011 el documento gráfico de un fotógrafo recogió la imagen de un oso adulto arrastrando los restos de un cachorro que acababa de matar.

Esta estremecedora gráfica fue una de las primeras alertas sobre cómo los osos polares estaban canibalizando a sus crías por falta de alimentos, una consecuencia del deshielo provocado por el calentamiento global.

Ahora el protagonismo le pertenece a las arañas lobo del Ártico. Otra especie que acude al canibalismo como un mecanismo de protección de la especie ante la escasez de alimentos que el cambio climático ha agudizado.

Más Artículos Interesantes

Etiquetas: